• AGENDA.jpg
Miércoles, 11 Marzo 2020 10:29

A propósito de inclusión

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Texto:
Jenny Tello Enríquez
(Autora Invitada)

Fotos:
Anthony Galán Guaricela

 

Una visión de la situación de las mujeres de la ruralidad en la ciencia y las alternativas de su inserción analizadas desde la Academia.


Cada 11 de febrero y desde 2015 se conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, fecha que fuera decretada por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el propósito de evidenciar los desafíos y dificultades que, en específico, mantienen las mujeres para insertarse equitativamente en el ámbito de la ciencia y la tecnología.

La desigualdad latente por razones de género en el ámbito científico no es novedad, tal es así que la Unesco recoge datos importantes y a la vez alarmantes que demuestran que a nivel mundial la equidad en la academia aún se presenta como una quimera.

Según este organismo, dentro de las áreas de Ingeniería y Matemática, las mujeres participan tan solo en un 35%, dato que se ve reflejado también en el hecho de que únicamente poco más del 5% de los premios Nobel hubiesen sido entregados a mujeres. 


Ante esta realidad se constituye como un trascendental reto para la Universidad ecuatoriana y en especial para la de Cuenca, desarrollar políticas y programas que faciliten y fortalezcan la presencia de mujeres en la ciencia, sobre todo de aquellas provenientes de sectores rurales, en un país en el que según datos del INEC la población femenina en este sector es incluso mayor a la que permanece en el urbano.

En este contexto, el 18 de marzo de 2019 en el Aula Magna Mario Vintimilla del Alma Mater, se desarrolló el evento denominado “Mujer, ciencia, ruralidad y retos”, el que tuvo como propósito analizar las dificultades que enfrentan en la búsqueda de su desarrollo integral y en su inserción en el ámbito académico y científico.

Una evidente falta de representatividad, violencia de género, marcados roles de género que intensifican el que las mujeres de la ruralidad sean relegadas a tareas domésticas y de cuidado, fueron tópicos analizados por académicas de nuestra universidad, como la vicerrectora Catalina León Pesántez y por la docente de la Carrera de Género y Desarrollo de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas y Sociales, Lorena Escobar.

Las conclusiones han contribuido en la construcción de las políticas institucionales, así como han sido recogidas en las estrategias constantes de la Agenda de Igualdad de Oportunidades 2019 – 2021 de la institución, en lo que respecta a los ejes de Género, Interculturalidad y Movilidad.

Se contó además con importantes testimonios de estudiantes, que lograron superar las brechas y dificultades para insertarse exitosamente en el ámbito académico y de las artes, convirtiéndose ellas en las referentes para las futuras mujeres académicas del país.

Nancy Guamán Pichicasa, abogada y ahora becaria de la Senescyt, alentó a las asistentes del evento a convertirse en una pieza clave para el desarrollo de las comunidades de la provincia y del país, haciéndole frente incluso a la discriminación sufrida por ser mujer e indígena.

Con la participación de Erika Tenezaca Naula, estudiante de la Facultad de Artes, a través de la presentación de su obra audiovisual “Akcha” (Cabello), se reflejó la importancia de la identidad para la mujer indígena y como estos elementos de la cotidianidad que se adaptan a la corporalidad, fortalecen a las mujeres del ámbito rural que como ella han iniciado con éxito una carrera artística.

La asistencia e importante participación de las adolescentes de terceros de bachillerato de unidades educativas del Azuay y Cañar, pertenecientes a las parroquias de Quingeo, Sayausí y El Valle, así como de una delegación de la Unidad Educativa Intercultural Bilingüe Quilloac, del Cañar, aportó en el entendimiento de la visión y realidad de las mujeres de la ruralidad, contribuyendo para que la Academia se libre del sesgo de lo urbano y así pueda construir una institución diversa, amplia y abierta a las necesidades y anhelos de la población rural del Ecuador.

Datos de interés

El “Atlas de Género” elaborado y presentado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos en el 2018, aporta con importantes insumos para entender la brecha existente en la participación de las mujeres en la ciencia, que en el caso del Ecuador no es una excepción.

Un dato contundente es que, al analizar a la población con título universitario en el Ecuador (“Mujeres, educación y salud”) encontramos que no existe una diferencia significativa que tenga como base al género. Sin embargo, al analizar a la población económicamente activa por rama, tenemos una brecha sustancial.

Así pues, la participación de la población masculina en actividades profesionales, científicas y técnicas en la provincia del Azuay no supera el 2,05% y en Cañar el 1,05%.

En lo que respecta a la población femenina los resultados llaman aún más la atención, contando con una intervención de tan solo un 1,76% en Azuay y en Cañar en 1,01%, con una presencia más grande en “Actividades de los hogares como empleadores, actividades no diferenciadas de los hogares como productores de bienes y servicios”, en la que participan en un 7,13% en Azuay y en un 5,24% en la provincia del Cañar.

A diferencia, de la intervención de la población masculina en ambas provincias, cuya participación no supera el 1% en esta actividad.

Visto 95 veces

Lo último de Patricia Enriquez

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Av. 12 de Abril y Av. Loja / (593-7) 405 1000 / Cuenca - Ecuador

© 2020 Universidad de Cuenca / Unidad de Relaciones Públicas y Comunicación


Menu Principal