Cápsula | Saber leer define la forma de comprender el mundo

Autor: David Tacuri Reino

Saber leer es un proceso que define la forma de comprender el mundo. De hecho, el acto lector se entiende como la capacidad de extraer la información de un texto e interpretarla a partir de sus conocimientos previos (Gómez-Veiga et al., 2016). Golder y Gaonac’h (2007) lo consideran como una de las mayores conquistas de la vida escolar pues los estudiantes leen para aprender a leer y esto se vuelve en una actividad de constante evolución.

 

Para leer es necesario que el/la niño/a pueda decodificar, extraer el significado y comprender el mensaje. En las habilidades lectoras, se podría diferenciar, según Elosúa et al. (2012), entre habilidades de decodificación propiamente (la habilidad de acceso al significado de las palabras) y habilidades de comprensión (llegar a construir una representación mental de lo que dice el texto).

El investigador David Tacuri de la Universidad de Cuenca, motiva la participación de los estudiantes de la escuela Remigio Romero y Cordero en el proyecto investigación de lectura e inteligencia emocional. Foto: Evelin Valdivieso

Algunos autores como Elosúa (2000) y García-Madruga et al. (2002) explican que el fin último de la lectura, la comprensión, exige la compleja participación de diferentes procesos psicológicos. García-Madruga y Fernández (2008) señalaron que los procesos integrados como el reconocimiento de palabras, acceso léxico, análisis sintáctico y análisis semántico-pragmático están estrechamente vinculados con la capacidad de la memoria operativa. Es decir, la forma en que procesamos la información definiría la posibilidad de comprender el texto. La memoria operativa es el componente cognitivo que permite registrar, mantener y manipular la información. Roselli et al. (2010) agregan también la participación de otras funciones cognitivas relacionadas como la atención, concentración, velocidad de denominación y la amplitud de vocabulario.

Según varios autores como Martín-Lobo (2003) y Ramos (2004) afirman que la función perceptiva determina de gran manera la forma de aprender a leer. La información visual que es adquirida a través de los movimientos de los ojos va a facilitar los procesos de reconocimiento de las letras, palabras, oraciones y la orientación al momento de leer. Desde esta perspectiva, Irlen (2015) afirma que el síndrome de sensibilidad escotópica o estrés visual, como trastorno del procesamiento perceptivo visual podría generar distorsiones visuales perceptivas y malestares físicos. Según la autora, estas dificultades ocasionan otros tipos de reacción como el evitar leer, baja atención sostenida, fácil distracción, búsqueda de espacios con luz tenue para leer, la necesidad de volver a leer textos para la comprensión, demora en el cumplimiento de tareas, así como la creación de otras estrategias para el aprendizaje como preferir escuchar a tener que leer. 

Estudiantes de la escuela Ricardo Muñoz Chavez retroalimentan sobre la importancia de la inteligencia emocional en la vida diaria.

Todas estas características nos han permitido concluir que la lectura conlleva más que un solo proceso de aprendizaje escolar. En la Universidad de Cuenca desde el año 2012 se viene investigando sobre los procesos implicados en la lectura. Bernal (2015) había identificado a nivel escolar las dificultades y malestares perceptuales que los niños sentían al momento de leer. Años más tarde, Tacuri et al. (2018) ampliaron un análisis de los procesos que comprometían la comprensión y la capacidad perceptiva. En el 2020, en proceso de publicación, se ha podido describir cómo se encuentran las habilidades lectoras en escolares de quinto de básica y cómo ha influido los procesos perceptivos. Actualmente como proyecto en marcha, estamos trabajando en la intervención para mejorar las habilidades de la lectura, los procesos psicológicos de las funciones ejecutivas y la inteligencia emocional.

Referencias:

Bernal, M. (2015). Prevalencia del síndrome Meares-Irlen/Estrés Visual que afecta la lectura en niños de tercer grado. Maskana, 6(1), 69–78.

Elosúa, M. R. (2000). Procesos de la comprensión, memoria y aprendizaje de textos.

Elosúa, M. R., García-Madruga, J. A., Gómez-Veiga, I., López-Escribano, C., Pérez, E., & Orjales, I. (2012). Habilidades lectoras y rendimiento académico en 3° y 6° de Primaria: aspectos evolutivos y educativos. Estudios de Psicología, 33(2), 207–218. https://doi.org/10.1174/021093912800676411

García-Madruga, J. A., & Fernández, T. (2008). Memoria operativa, comprensión lectora y razonamiento en la educación secundaria. Anuario de Psicología, 39(1), 133–157.

García-Madruga, J. A., Gómez-Veiga, I., & Carriedo-Lopez, N. (2002). Adquisición y desarrollo de la comprensión lectora. En Desarrollo cognitivo y lingüístico en la infancia y adolescencia (pp. 1–44).

Golder, C., & Gaonac’h, D. (2007). Leer y comprender. Psicología de la lectura (1a ed.). Siglo Veintiuno.

Gómez-Veiga, I., Oscar Vila, J., García-Madruga, J. A., Contreras, A., Elosúa, M. R., Vila, J. Ó., García-Madruga, J. A., Contreras, A., Elosúa, M. R., Oscar Vila, J., García-Madruga, J. A., Contreras, A., & Elosúa, M. R. (2016). Comprensión lectora y procesos ejecutivos de la memoria operativa. Psicología Educativa, 22(2), 135–141. https://doi.org/10.1016/j.pse.2016.11.001

Irlen, H. (2005). Reading by the Colors: Overcoming Dyslexia and Other Reading Disabilities Through the Irlen Method. Perigee.

Martín-Lobo, P. (2003). La lectura. Procesos neuropsicológicos del aprendizaje, dificultades, programas de intervención y estudio de casos. Lebón.

Ramos Sánchez, J. L. (2004). Enseñar a leer a los alumnos con discapacidad intelectual: una reflexión sobre la práctica. Revista Iberoamérica de Educación, 34, 201–216.

Roselli, M., Matute, E., & Ardila, A. (2010). Neuropsicología del desarrollo infantil. Manual Moderno.

Tacuri, R. D., Bernal, M., & Buñay, R. (2018). La relación del logro de la lectura con la lateralidad, el movimiento ocular sacádico y el color en los niños. Maskana, 9(1), 13–19. https://doi.org/10.18537/mskn.09.01.02

 

Sobre el autor:

René David Tacuri Reino

Docente investigador Facultad de Psicología, Universidad de Cuenca

Director del proyecto de investigación de lectura e inteligencia emocional. Participan de este proyecto Marcelo Bernal como co- director y William Ortiz como investigador.

Av. 12 de Abril y Av. Loja / (593-7) 405 1000 / Cuenca - Ecuador

© 2022 UCuenca / URPC


Menu Principal