BuscadorDocumental

En la Facultad de Ciencias Médicas se realizó la presentación de la Primera patente farmacéutica de la ciudad de Cuenca, Adriana Orellana, investigadora de la Universidad fue la inventora de  un potencial tratamiento anticonvulsivo  realizada a base de plantas medicinales  como la Cúrcuma.

Un trabajo de aproximadamente 5 años  se vio reflejado en las propiedades que presenta esta medicina, considerada como una alternativa a los medicamentos tradicionales para el tratamiento de la epilepsia. “Ciertos medicamentos  presentan efectos colaterales en la salud de pacientes que sufren de ataques epilépticos y este medicamento, al ser un producto  que cuyas propiedades no afectan al organismo, beneficiarían  a la salud de las personas”  expresó Orellana.

“La universidad de Cuenca no solamente prepara profesionales, forma personas con vocación al servicio de la sociedad como un ente activo, participando en el desarrollo social de la ciudad” exclamó Pablo Vanegas, rector de la universidad.

Las propiedades en la Cúrcuma que descubrió Orellana son componentes que controlan las crisis epilépticas, que  hasta el momento no habían sido descubiertos  en el mundo; convirtiendo a  la  docente como  la primera investigadora  en reportar este descubrimiento y a la Universidad de Cuenca como pionera en la investigación farmacéutica a nivel local y nacional.

La investigación fue inscrita en  Estados Unidos, la India, La Unión Europea y Japón; al ser países interesados en la realización de este fármaco, siendo este último  el primer país en otorgar la patente.

Vanegas, felicitó el trabajo y reconoció la ardua labor que realizan las unidades de  investigación de las diferentes facultades, resaltando los resultados de esta investigación  como un modelo de desarrollo para la universidad. 

     

Above Menu Module Position Here

Arriba