Con un gesto simbólico de firma electrónica y envío digital fueron entregados a las autoridades un total de siete procesos rediseñados, superando así el 50% de la fase de rediseño de procesos de gestión académica, previa a su implementación tecnológica. 

Este es un momento para pensar de qué manera se diseña y gestiona la oferta formativa, la admisión de estudiantes, la evaluación de docentes.  Cómo se organiza la programación académica y qué pasos se pueden reducir y optimizar para mejorar el servicio a las y los estudiantes, uno de ellos, la gestión de cuentas, las becas y ayudas económicas.

Para cada proceso que ha sido hasta ahora entregado, la rectora María Augusta Hermida, designó un decano o decana de facultad y a un director o directora del vicerrectorado designada para liderarlo.  Este, a su vez, contó con el acompañamiento de directores departamentales, o de unidades académicas, y técnicos expertos en procesos o gestión académica.  A su vez, desde el equipo de consultores contratados se realizó un acompañamiento al proceso para identificar buenas prácticas, proponer mejoras y completar el proceso técnico que permita luego ser implementado en el sistema académico NOVA. 

El director financiero, Fernando Martínez, quien estuvo al frente del proceso de gestión de cuenta del estudiante, mencionó que la experiencia permitió mejorar el proceso vigente y, sobre todo, vincular a un importante número de actores para pensar cómo ofrecer un mejor y más eficiente servicio a las y los estudiantes. Cuando se implemente este nuevo proceso en el sistema NOVA se podrá contar con un servicio más oportuno, con mayor control y transparencia.  

De su parte, la directora de admisiones, Fernanda Maldonado, reiteró que este sistema permitirá mejorar la relación con las y los estudiantes. El director de Innovación Educativa, Jorge Maldonado, resaltó el entusiasmo y espíritu colaborador del equipo en NOVA por salir con cada proceso y consolidar las mejores prácticas identificadas en las diferentes sesiones de trabajo. Para cada proceso participan alrededor de 30 personas.   En la construcción de estos siete documentos se han necesitado un aproximado de 180 reuniones de trabajo. 

La celebración de las autoridades, al recibir el correo con los procesos terminados, fue evidente.  “Hay que hacer estas ceremonias”, manifestó la rectora, “para demostrar cómo somos capaces de estar remando a pesar de las tormentas”.   Próximamente se entregarán cinco procesos pendientes y con ello iniciará una siguiente etapa de socialización con talleres en cada Facultad para docentes y administrativos.  

 Este es un esfuerzo que involucra a toda la comunidad universitaria para seguir construyendo juntos la universidad que inspira al mundo con innovación para transformar la gestión académica en la educación pública y de calidad. 

El director de Proyectos Estratégicos, Rodrigo Padilla, dio detalles sobre los procesos rediseñados.