Rendición-de-Cuentas1.gif

El Centro de Documentación Regional "Juan Bautista Vázquez", de la Universidad de Cuenca, cumple hoy 24 de mayo, 134 años de fundación.

El 24 de mayo de 1882 se funda la biblioteca de la Universidad de Cuenca, hoy a 134 años de nuestro nacimiento podemos ratificar que los preceptos de esperanza y fe, con lo que fue fundada se mantienen porque seguimos siendo el más importante centro de servicios, recursos y materiales especializados para estudiantes, investigadores y profesores, no sólo de nuestra querida Alma Mater: la Universidad de Cuenca, sino además de la ciudad y ciudades aledañas.

Decenas de años han transcurrido, diversas formas de administración se han experimentado, decenas de personas han aunado con su esfuerzo y trabajo y miles de usuarios se han beneficiado de nuestros servicios y recursos a lo largo de todo este tiempo, y es precisamente la conjunción de todos estos elementos, lo que en el presente nos mantiene como la biblioteca líder en la región sur del país.

El compromiso que tenemos como actuales funcionarios de esta biblioteca es enorme y por lo mismo es igual de atrayente el reto y compromiso de seguir creciendo con proyectos, servicios y recursos acordes a los avances científicos y tecnológicos.

Aprovechamos este pequeño espacio de conmemoración para agradecer a todas las autoridades, bibliotecarios, ingenieros, personal de apoyo y usuarios que con su trabajo, esfuerzo y presencia diaria nos impulsan a seguir soñando y creciendo en beneficio de la investigación y la academia ecuatorianas.

A continuación les transcribimos un pequeño fragmento tomado del acta de fundación de la Biblioteca de la Universidad de Cuenca, acto realizado el 24 de mayo de 1882:

“En la ciudad de Cuenca, a veinte y cuatro de mayo de mil ochocientos ochenta y dos, reunidos en el local de la Biblioteca Pública el Sr. Gobernador de la província Don Mariano Moreno, el Sr. Comandante General del Distrito Dr. Dn. Vicente Salazar, el Sr. Rector y los miembros de la Corporación Universitaria, los señores Ministro Presidente de la Corte Superior Dr. Dn. Manuel Eloy Salazar y Ministro Juez Dr. Dn. José Félix Chacón, la Ilustre Municipalidad del Cantón, muchas personas notables y gran concurrencia del pueblo, el Sr. Subdirector de Estudios Dr. Juan Bautista Vázquez, que había hecho la convocatoria para este acto, ordenó que el infrascrito Secretario diera lectura al Reglamento de dicha Biblioteca, aprobado por el Supremo Gobierno, el 11 de Enero del presenté año. Concluída la lectura, dicho Sr. Subdirector, dijo:

"Señores: hoy es el día de la Patria" decíamos el 30 de Enero de 1864, cuando un derruido rincón del Convento de Santo Domingo, sin local propio ni un centavo en Caja, y sólo con la confianza en Dios y la esperanza en el porvenir, instalábamos el Colegio Nacional, de esta ciudad, en cumplimiento de la ley de 14 - de Octubre de 1863. Confiar y esperar es la síntesis de la Sabiduría humana ha dicho un célebre escritor francés, y merced a esas sublimes virtudes evangélicas, Fe y Esperanza, poderosas palancas del progreso, hemos empezado a recoger las primicias de aquel establecimiento literario que, combatido en los primeros días de su existencia, por hombres sin fe ni patriotismo, es hoy en día una consoladora realidad. Quien creyera, Señores, que por inescrutables designios de la Providencia, nos fuera dado acercar a los labios del pueblo uno de los más preciosos frutos de aquella labor, precisamente el día en que se celebra el sexagésimo aniversario de la batalla de Pichicha que nos dio patria y libertad? Quién creyera, decimos, que nos estuviera reservada la ventura de repetir esas mismas palabras, después de diez y ocho años y con el motivo de la inauguración de una Biblioteca Pública? BIBLIOTECA! Oh, señores a la sola pronunciación de esta palabra, vienen a nuestra memoria los recuerdos grandiosos de esas antiguas y maravillosas colecciones con que, a competencia, se han enriquecido los pueblos; recuerdos que, cierto, nos oprimen el corazón al extender la vista a estos pocos libros que os presentamos con el nombre de Biblioteca Pública.”

mmz

Arriba