• NOTICIAS.jpg

Respiradores mecánicos en fase de prueba

El proyecto de respiradores artificiales en Azuay que nació hace dos meses por iniciativa de la Universidad de Cuenca y que, actualmente se trabaja con la Universidad Politécnica Salesiana y el apoyo de otros profesionales, entró a fase de pruebas sin humanos.

En el Laboratorio de Simuladores de la Facultad de Ciencias Médicas de nuestra institución se desarrollaron los ensayos con la participación de docentes investigadores, médicos especialistas y técnicos de prototipado y electrónica de la empresa privada.

Haciendo uso de un maniquí se realizó la validación mecánica para evaluar el funcionamiento del dispositivo que posee una válvula de respiración que se basa en dos parámetros: la presión necesaria de oxígeno para ingresar al cuerpo y la frecuencia respiratoria que debe darle al paciente.

El coordinador del proyecto y docente de la Universidad de Cuenca, Villie Morocho, manifestó que el equipo recurrió a la ingeniería inversa para el desarrollo del producto. Agregó que el objetivo es tener a disposición en el medio local la forma constructiva para fabricar estos equipos, sin depender en gran medida de materia prima externa y poder elaborarlos a bajo costo.

Con la prueba mencionada se simuló la respiración de un ser humano tomando en cuenta que el paso siguiente debe cumplir con los protocolos de bioética, requisitos indispensables para avalar la producción de artefactos de este tipo.

Sobre este aspecto, de parte del Grupo de Investigación en Ingeniería Biomédica de la UPS, Fernando Urgilés, sostuvo que las medidas de seguridad se cumplen de acuerdo a lo establecido para obtener un aval médico que garantice la confiabilidad del aparato. Enfatizó que, por medio de este proyecto, las universidades en conjunto con empresas locales están aportando con una solución para aplacar esta crisis sanitaria.

Cesar Chica de INMEPLAST y Raúl Pesantez de SMELEKTRONIK han trabajado en desarrollo mecánico del proyecto. Informaron que la máquina es 100% mecánica, cuenta con válvulas y flujos de aire que ayudan o suplen la acción de inhalar y exhalar que realiza una persona sana. Para el funcionamiento se requiere únicamente de una entrada de oxigeno y no necesita asistencia eléctrica, agregaron.

Los médicos anestesiólogos pertenecientes al Hospital Universitario del Río que apoyan el proyecto han aportado con sus conocimientos y experiencias respecto a los parámetros médicos que debe cumplir el equipo.

 

 

Av. 12 de Abril y Av. Loja / (593-7) 405 1000 / Cuenca - Ecuador

© 2020 Universidad de Cuenca / Unidad de Relaciones Públicas y Comunicación


Menu Principal