• NOTICIAS.jpg

Johanna Orellana Alvear y Priscila Cedillo Orellana, coordinan el nodo de REMCI en la U. de Cuenca

Contar con un registro de cuántas son las investigadoras de la Universidad de Cuenca, los cargos que desempeñan, visibilizar su trabajo científico e  implementar un plan de mentorías, figuran entre los principales objetivos de Johanna Orellana Alvear y Priscila Cedillo Orellana, quienes desde el 1 de julio asumieron la coordinación y subcoordinación de la Red Ecuatoriana de Mujeres Científicas (REMCI), dentro de la institución.

Orellana sostiene que la alma mater cuenta con valiosas investigadoras, entre titulares, ayudantes de investigación y vinculadas por contratos ocasionales; sin embargo, al momento no existen estadísticas que permitan darle seguimiento a su participación en proyectos y se desconoce en su mayoría quiénes son y qué hacen; de ahí que, contar con esta información es indispensable para continuar fortaleciendo a la red y brindar apoyo desde diferentes espacios.

Asimismo, comunicar y divulgar la actividad científica es una tarea para la que buscarán estrategias como el apoyo y discusión de políticas universitarias que se enmarquen en incrementar el número de mujeres en posiciones de liderazgo y toma de decisiones en la universidad.

Como eje transversal están las mentorías cuya idea es promover un espacio de encuentro entre las investigadoras de mayor experiencia, las estudiantes, tesistas y demás investigadoras que inician su carrera académica.

De esta forma, el nodo de la Universidad de Cuenca pretende apoyar el quehacer de las investigadoras y científicas en medio de un ambiente de equidad e igualdad de oportunidades y responsabilidad frente a los compañeros hombres. “Muchas veces somos científicas con vasta experiencia, pero al final quien nos representa es una figura masculina. No se trata de desmerecer el trabajo de ellos, sin embargo es fundamental disolver estereotipos sociales y trabajar en proporcionar condiciones favorables para el crecimiento profesional de las mujeres”, precisan Johanna y Priscila.

Entre los planes, también contemplan impulsar la institucionalización del nodo en la Universidad de Cuenca, con la finalidad de darle continuidad a la red y fortalecer las iniciativas y actividades en desarrollo. 

La Red

La institución de educación superior azuaya es una de las gestoras en la creación de la REMCI. En 2015 algunas de sus investigadoras, entre ellas Orellana, iniciaron conversaciones con colegas de universidades de Manabí y Pichincha sobre la importancia de contar con un espacio de este tipo; para el 2018 habían estructurado los nodos en las tres provincias.

En el recorrido, para 2019 obtuvieron los primeros fondos extranjeros para un programa piloto sobre Prevención de acoso en universidades. El 19 de octubre de 2020, la Red se registró en la Senescyt y el 18 de febrero de 2021 se convierte en huésped de la Organización para las Mujeres en Ciencia para el Mundo en Desarrollo OWSD – Ecuador. 

A nivel nacional, REMCI encontró en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia (11 de febrero) y el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), dos oportunidades para visibilizar la labor de sus integrantes por medio de encuentros, charlas, visitas a escuelas y colegios. Es importante “acercar la posibilidad de tener más niñas, más jóvenes, más mujeres en la academia y la ciencia”, puntualiza Cedillo.

Finalmente, Johanna Orellana Alvear, destaca la voluntad de las científicas para la conformación de la Red, pues no hay tiempo ni recursos asignados para ser parte de la misma; lo que les impulsa es su afán de fomentar en las niñas y mujeres el deseo de ser científicas. “Empoderarlas para que reconozcan su capacidad de generar cambios a través de la ciencia y promover la incursión en áreas donde la participación de mujeres ha sido reducida”.

Av. 12 de Abril y Av. Loja / (593-7) 405 1000 / Cuenca - Ecuador

© 2021 Universidad de Cuenca / Unidad de Relaciones Públicas y Comunicación


Menu Principal