Del 28 a 30 de noviembre, en el auditorio del Campus Balzay de la Universidad de Cuenca, se llevó a cabo el Primer Congreso Regional de Vialidad, organizado por la Asamblea Ciudadana Gran Cruzada por la Vialidad del Azuay, de la que forma parte la institución mencionada, junto a la Universidad Politécnica Salesiana, Universidad Católica de Cuenca y la Cámara de la Construcción. 

El evento registró la participación de 445 personas. Fueron tres días donde expertos nacionales e internacionales contribuyeron con análisis de temas como el diagnóstico de la situación actual de la red vial, condiciones técnicas y nuevas alternativas constructivas, diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento vial, marco legal y competencias.

El vicerrector académico de la UCuenca, Juan Leonardo Espinoza, resaltó el esfuerzo interinstitucional para “contar con una red vial fortalecida que facilite la conectividad, el intercambio fluido de bienes, servicios y recursos; que aporten a reducir las disparidades regionales».

Como resultado del congreso, se elaboró un manifiesto que contiene 11 puntos, en este documento se pide al Estado dar solución a la problemática vial que se arrastra hace más de 50 años. Entre ellos, se destaca que Azuay ha sido víctiva del centralismo lo que ha impedido el desarrollo de la región.

La rectora María Augusta Hermida enfatizó que «la Asamblea Ciudadana por la Vialidad ha logrado hacer causa común y permitir el encuentro de diálogos entre distintos actores públicos y privados que encuentran en la participación y la unidad una posibilidad de incidir en los designios del poder público”. 

Manifiesto

La Asamblea Ciudadana Gran Cruzada por la vialidad del Austro, actualmente conformado por más de 100 organizaciones de la sociedad civil, surgió de la preocupación por las deficientes condiciones de nuestra Red Vial, las cuales han ocasionado innumerables inconvenientes y dificultades en la conectividad.

Es importante recalcar que el deterioro y la falta de mantenimiento de la Red Vial en nuestra región representan un obstáculo para el desarrollo económico y social del Austro. La calidad de nuestras vías influye directamente en la movilidad de las personas, el transporte de mercancías, la atracción de inversiones y el acceso a servicios básicos.

Con el objetivo de abordar esta problemática de manera integral, la Asamblea Gran Cruzada por la Vialidad, con fecha 27 de abril del 2023, en comité ampliado, propuso realizar el primer congreso regional de vialidad. Este evento propició un  espacio de intercambio de ideas, discusión de problemáticas comunes, exploración de soluciones y análisis de nuevos modelos de gestión para hacer frente a la crítica situación vial que afecta a la región.

Es así como después de tres días de intenso trabajo, hemos recibido valiosas propuestas y se ha analizado detenidamente la realidad de nuestras vías. Como resultado, el Primer Congreso de la Vialidad del Austro ha contribuido con las siguientes conclusiones y recomendaciones:

1.- La provincia del Azuay es víctima del CENTRALISMO que obstaculiza su desarrollo con una injusta y desproporcionada distribución del presupuesto general del Estado, frente al aporte tributario de la provincia, siendo una de las consecuencias el abandono y deterioro constante de la Red Vial Estatal provincial.

2.- Es sumamente preocupante que el 100% de la red vial estatal perteneciente al Azuay, este calificada por el mismo MTOP, con ‘’CIRCULAR CON PRECAUCIÓN ‘’, requiriendo una conducción con extremo cuidado y tomado medidas de seguridad al transitar.

3.- El actual modelo de gestión vial se ha mostrado impracticable, bajo las circunstancias económicas de nuestro país. Por ello, se propone la implementación de modelos viales autosustentables que permitan la generación de recursos propios para el mantenimiento y mejoras de nuestras vías.

4.- Es fundamental aplicar controles rigurosos de pesos y medidas en la Red Vial Estatal (RVE) para garantizar que no se supere la capacidad de diseño de cada una de nuestras vías, así evitaremos deterioros prematuros de las infraestructuras viales.

5.- Es imperativo reconocer que la normativa vigente necesita ajustes significativos para adaptarse de manera adecuada a las particulares características de nuestra región austral. 

6.- Resulta crucial realizar una actualización de las especificaciones técnicas de acuerdo con nuestras necesidades específicas, ya que ciertos parámetros han quedado obsoletos y ya no son aplicables ni adecuados en nuestra realidad actual.

7.- El apoyo irrestricto a la solicitud de delegación de la gestión vial hacia los gobiernos provinciales del Azuay y Cañar, así como hacia los gobiernos municipales de Cuenca y Azogues. Estos entes locales conocen de manera directa las necesidades y realidades de nuestras comunidades y podrán gestionar y garantizar un desarrollo vial integral. 

8.- Es importante establecer marcos normativos y regulatorios que fomenten la adopción de modelos de construcción vial sustentables, incentivando la utilización de prácticas responsables y la incorporación de criterios de sostenibilidad en los proyectos de infraestructura.

9.- La elaboración de un plan vial a corto, mediano y largo plazo es esencial para establecer una visión estratégica que permita abordar de manera eficiente los desafíos actuales y futuros, así como la implementación un sistema de gestión orientada a la conservación y de mantenimiento vial efectivo.  

10.- Es necesario contar con profesionales capacitados y comprometidos a cargo de las entidades viales, que posean conocimiento en el manejo público y estén preparados para llevar a cabo las acciones necesarias.

11.- En el marco de este congreso se llevará a cabo la elaboración de memorias que documentaran todos los temas debatidos, incluido el desglose de los recursos necesarios para la rehabilitación, mantenimiento, operación de la RVE.

Estas conclusiones y recomendaciones se convierten en nuestro manifiesto, en nuestra voz unificada en pos de una vialidad del Austro de calidad. Ahora, es momento de llevar esta propuesta a todas las instancias pertinentes y trabajar arduamente para lograr su implementación.

La agenda promovida por la Asamblea Ciudadana está plenamente vigente y por lo tanto es necesario seguir impulsando las exigencias de descentralización real y efectiva, la delegación administrativa vial, la mancomunidad regional y el financiamiento de los principales proyectos de la red vial estatal. Es necesario reiterar que solo la unidad de la sociedad civil con las autoridades permitirá hacer realidad el mejoramiento vial regional y un trato equitativo al Austro del país.

Arq. María Cristina García

PRESIDENTA DE LA ASAMBLEA CIUDADANA